2023/01/20

Taller de ternura (en euskara). Urbizixa, Elgoibar, 5-7/5/2023

Urbizixa
Elgoibar, Gipuzkoa

2023ko maiatzak 5-7

El taller será en euskara.

Información e inscripciones:
emekiternura@gmail.com 


 









2022/06/03

Tu esencia. Canción homenaje a Carlos Menéndez

 

El 20 de noviembre de 2001, hace 20 años, Carlos Menéndez nos dejó. Y fue mucho lo que nos dejó...

Con el corazón roto y los ojos llenos de lágrimas Olatz Marcos puso música a unos versos que escribió Aingeru Mayor. Y cantaron aquella canción en la despedida a Carlos que se celebró en Artea (Bizkaia) tres meses después de su muerte, el 22 de febrero de 2002, coincidiendo con el aniversario de su nacimiento.

20 años después, en aquella grieta que se abrió en nuestros corazones, y regadas por las lágrimas vertidas y por toda las sonrisas vividas, han crecido y florecido las semillas que Carlos nos regaló, las semillas de la ternura. Esa ternura que ya no está sólo en la piel y en las vidas de quienes conocimos a Carlos, sino que ha ido pasando a través de cada caricia, de cada mirada, de cada abrazo, de cada momento de ternura compartido, a nuevas pieles, a otras vidas, a más corazones...

En este viaje, con todo lo vivido en estos 20 años, el encuentro entre Aingeru Mayor y Gustavo Olmedo, músico, productor musical y compañero de tiernas navegaciones, genera una nueva sinergia y, como primer paso, deciden rescatar aquel canto que compuso Olatz Marcos, restaurar y actualizar tanto la letra como la melodía y re-crear esta preciosa canción-homenaje, Tu esencia, que la voz de Miriam Jaén hace volar, y un videoclip, que da forma visual a la canción, en el que participan tanto quienes conocieron a Carlos, como quienes no habiéndole conocido directamente han recibido el regalo de la ternura que Carlos nos legó.

Canción y videoclip que estrenamos el 20 de noviembre de 2021, 20 años después de que Carlos nos dejase... nos dejase tanto...

Tu esencia

Cierro los ojos y siento
que hoy no es ayer ni es mañana,
que ya no estás a mi lado
y una lágrima me sangra.

Esta lágrima riega la tierra
que cultivamos,
tu recuerdo es ya semilla
de un futuro más humano.

Contigo aprendimos tanto,
aprendimos a querernos,
y a convertir cada instante
en un presente eterno…
...presente eterno

Ayer tuvimos tu presencia,
hoy tenemos tu esencia.

//No hay más mundo que el mío, el mundo nace conmigo y muere conmigo.
Luego el mundo soy yo, y si soy yo el mundo, yo soy la felicidad.
Cuando yo soy lo más importante y yo soy la felicidad, y quiero a alguien, le hago la vida feliz,
porque yo disfruto con el placer del otro, porque es lo que a mí me da felicidad.//

Tus raíces, tus palabras
nos abrieron mil senderos
y una brújula nos diste
para nunca más perdernos.

Y así vamos, caminando,
con un nuevo sentimiento
ya no estás a nuestro lado
ahora te llevamos dentro.

Contigo aprendimos tanto,
aprendimos a querernos,
y a convertir cada instante
en un presente eterno…
...presente tierno

Ayer tuvimos tu presencia,
hoy tenemos tu esencia.

Contigo he aprendido tanto
a romper las armaduras,
a mostrame vulnerable
y a volar sin ataduras…
des-nudarme y aceptarme,
des-cubrir nuestra hermosura,
mirarme en tu espejo y verme,
todo un viaje, una aventura,
hacer del encuentro un juego
sin guion ni partitura,
inventarme nuevos caminos,
sumergirme en la ternura...

Zure sustraiak, zure argia,     [Tus raíces, tu luz]
samurtasuna…                        [la ternura...]
Haizeari esan diot                  [Le he susurrado al viento]
maite zaitugula.                      [que te amamos]

Ayer tu presencia,
hoy tu esencia.
...sustraia...                             [...raíz...] 

 

Tu esencia
Canción homenaje a Carlos Menéndez  (22/02/1945-20/11/2001, Bizkaia)
Letra: Aingeru Mayor
Música: Olatz Marcos y Gustavo Olmedo
Producido por Gustavo Olmedo
Voz: Miriam Jaén
Guitarra: Sergio Gallardo
Bajo: Gustavo Olmedo
Violonchelo: Ángel Morilla
Percusión: Agustín Henke
Videoclip. Idea original: Aingeru Mayor y Gustavo Olmedo
Gracias a quienes han puesto su mirada, su sonrisa, su piel, sus caricias y su ternura en la grabación del video.
Grabado entre octubre y noviembre de 2021 en La Semilla en Bolonia (Cádiz), en el Espacio Tolteca en Bollullos de la Mitación (Sevilla) y en casa de Rosa y Kepa en Artea (Bizkaia). Gracias por abrirnos las puertas de vuestros hogares para realizar la grabación.


 

2021/05/14

Cuerpo, placeres y deseos

Centro hacedor de futuridades maternales
by Luisa Fuentes Guaza
Publicado 2019/11/12

Imagen: Body building(1994) Itziar Okariz
Converso con Aingeru Mayor, sexólogo, facilitador de los Talleres de Ternura, muy interesado en reflexionar sobre el acompañamiento de la sexualidad infantil y sobre la erótica de quienes crían, autor del libro Niñas y niños (Ed. Litera) y fundador y miembro de la Asociación de familias de menores transexuales Naizen (antes Chrysallis Euskal Herria). Su práctica indaga en los anclajes y posibles estrategias para llegar a vivenciar el cuerpo desde el goce, la potencia y el deseo no-colonizado y con ello desmontar toda la carga que implican dichos trabajos correspondientes a la reproducción social, invitándonos a unas aperturas corporales muy deseables para todos los cuerpos.

Mayor nos habla de cómo para el orden social es más fácil aplicar sus dinámicas sobre aquellos cuerpos de insaciabilidad neoliberal (la mayoría) que identifican el adiestramiento de los placeres y goces desde las prioridades de la cópula, desde la imposición del falocentrismo corporal y desde la mercantilización de los cuerpos. Aboga por cuerpos placenteros, cuerpos no mutilados para el goce, cuerpos no-censurados, cuerpos no-esclavizados por lógicas productivas, cuerpos no-expropiados, cuerpos que vivencian el propio cuerpo -las propias carnes y pieles, como propias-, cuerpos que dan prioridad en la centralidad del cuidado -hacia sí mismo, hacia las otras/otres y hacia el entorno-. Cuerpos que no se viven como enemigos. Cuerpos que no viven su deseo como un elemento carencial.

Luisa- ¿Cómo podríamos recuperar el cuerpo como lugar de potencia, gozo, sentir, regocijo y deseo durante todo lo propio a la reproducción social o -lo que es lo mismo- durante todo el trabajo de gestación y/o sostén?

Aingeru- Quizás podríamos preguntarnos primero por qué en esta sociedad tanto el deseo como el cuerpo placentero están censurados, están negados, no sólo en los tiempos de gestación y crianza, sino en cualquier momento de nuestras vidas. Una hipótesis sería que el orden social es mucho mas fácil de imponer sobre sujetos dis-placenteros, sobre cuerpos mutilados para el goce, sobre seres permanentemente insatisfechos. Y es que, si fuésemos seres conectados con el goce, no tengo yo nada claro que nos íbamos a dejar esclavizar por las lógicas productivas como lo estamos haciendo.

Pero, más allá del por qué de ello, a mi me interesa reflexionar sobre cuáles son los elementos que principalmente están condicionando de manera tan desgarradora la vivencia de nuestro cuerpo, de nuestra sexualidad, de nuestra erótica… La mercantilización del cuerpo de las mujeres a través de la imposición de un prototipo de “belleza” que lleva a que a las mujeres no les guste su propio cuerpo, a que no lo acepten. La expropiación a las mujeres, desde que son niñas, del conocimiento y la exploración de su cuerpo para el placer. La imposición falocrática que vende a los hombres que no hay más sexualidad que la del pene erecto. La tiranía de un modelo que establece cuál ha de ser el uso correcto del cuerpo para el goce, y que tiene como centro y fin la cópula, dificultando, o más bien imposibilitando, el juego y el encuentro de los amantes.

Y la idea sería investigar en qué medida podemos no tanto intentar derrumbar todo ese sistema represivo para “hacer una revolución”, sino hackearlo abriendo posibilidades desde lo personal, ampliando márgenes, para vivir, aunque sea un poco, fuera de estas lógicas impuestas. Claro que esto me lleva a ir más allá de la crítica hacia “el sistema opresivo y opresor”, me lleva a salir de la trinchera, a hacer algo más que decir que “este sistema es una mierda”. Me lleva a mirarme, a verme, y a reflexionar sobre mi vivir. Y, sin olvidarme por supuesto de todos los condicionantes sociales, es más, teniéndolos muy en cuenta, ver qué es lo que yo quiero (o si prefieres, lo que yo puedo) hacer con mi cuerpo, con mi placer, con mi manera de encontrarme con el otro. Y aquí hay vías de exploración y de cultivo que creo pueden ser muy muy fértiles. Es decir, siendo muy consciente de que me muevo en un terreno de juego que se me impone, coger las riendas de mi vida e ir viendo y generando pequeños cambios que me posibiliten vivir un poco mejor. A mi y a quienes me rodean. Aceptar que yo, yo sólo puedo cambiar lo mio. Y quizás soñar (aunque haya quien me pueda decir que peco de ingenuo) que cambiar mi pequeño mundo es la única manera de cambiar el mundo.

Des-cubrir el cuerpo, romper la jerarquía de los placeres, ir al encuentro desde la oferta… Cultivar la ternura que Carlos Menéndez definía como “la capacidad de ser importante para ti, porque tú eres importante para mi”. Qué diferente sería todo si pusiésemos el cuidado como elemento central de nuestras vidas: tanto el cuidado de una misma, como el cuidado mutuo y asimismo el cuidado del entorno.

2020/10/29

Reseña del libro "Tránsitos", Joserra Landa

Reseña del libro "Tránsitos",
por Joserra Landa:

Tengo el gusto de reseñar un libro muy especial para mi. Se titula “Tránsitos: Comprender la transexualidad infantil y juvenil a través de los relatos de padres y madres” y ha sido escrito por Aingeru Mayor y publicado por la editorial Bellaterra.

Antes de empezar con la reseña, quiero hacer una aclaración a título personal. Me siento muy autorizado para hacer esta reseña pues se trata de un tema en el que llevo muchos años trabajando y se trata de un texto en el que he participado intensamente antes de que viese la luz. De hecho, en el periodo de su gestación, y gracias al tiempo extra que nos regaló el confinamiento con motivo de la COVID-19, he discutido y platicado con su autor hasta el amanecer, he revisado y corregido el manuscrito y he hecho multitud de propuestas y críticas. A decir verdad, la experiencia, ha sido, en sí misma, intelectualmente fructífera y humanamente gratificante.

Pasado el verano, una vez publicado el libro, Aingeru me hizo llegar un ejemplar dedicado que he vuelto a leer con mucha atención. Sorprendentemente, me he vuelto a emocionar como si fuese mi primera lectura. De nuevo, me ha conmovido y me ha removido; me ha enfadado y me ha ilusionado. Leyendo estas historias de familias que conozco y reconozco he reído y he llorado, he sentido rabia y simpatía, enfado y alegría, desazón e ilusión. Aclarado todo lo antedicho, comienzo la encomienda: reseñar el texto del libro (y dejar de hablar del contexto que me une a él).

La obra está dividida en tres partes que llevan por título: Relatos de vida, Análisis, Reflexiones. En la primera parte, la más larga y, sin duda, la más emocionante, se ofrecen veinticinco relatos breves, escritos por diferentes redactores amateurs, padres o madres de menores transexuales, que nos ofrecen, desde dentro, el testimonio de su vida familiar. Cada redactor, cada relato, cada familia, cada circunstancia, es diferente al resto; sin embargo, todos ellos conforman un mosaico o una polifonía de vivencias singulares que conforman una realidad coral. De todo ello emerge una narración colectiva y polimorfa que se constituye en un microcosmos coherente y consistente. Por ello, si el lector o lectora abandona la lectura tras haber leído estas primeras 230 páginas, la experiencia habrá merecido la pena pues todo lo que cabe decir ya está dicho, mostrado, apuntado, sugerido. No obstante, a partir de ese momento, el autor toma el control del timón y empieza otro libro diferente sobre el mismo tema y sobre los mismos casos. Si antes Aingeru Mayor había cedido la pluma a las familias, en la segunda y tercera parte, se pone las gafas de sexólogo sustantivo y cambia el modo de escribir y el modo de describir; por lo tanto, cambia también el plano de lo escrito y el plano de lo descrito. Aunque siga hablando de lo mismo, esas niñas con pene y esos niños con vulva, se habla ahora desde otro lugar y de otro modo. Con ello, se produce, en el interior del propio texto, un tránsito, el que va: desde la autoría coral a la autoridad del autor, desde lo íntimo de las familias a lo profesional del científico formado e informado, desde lo concreto de los hechos a lo abstracto de las ideas, desde lo singular de las experiencias a lo universal del conocimiento. Con ello, Aingeru Mayor empieza a construir teoría sexológica especializada y cualificada. Con todo ello, esta segunda parte se va conformando con una mezcla de: oportunas lecciones que sirven para «aprender sobre el tema» y buenas praxis que sirven para «gestionar el tema».

Finalmente, la obra acaba con una tercera parte más breve en la que se ofrece un ramillete de conclusiones sobre la infancia y adolescencia de estos niños y niñas. Pero, además, el autor se adentra en los ignotos territorios de algunas realidades vecinas. Así, ofrece algunas reflexiones sobre otros dos hechos de diversidad sexual diferentes: de un lado, niños y niñas con genitales ausentes, ambiguos o ambivalentes; de otro lado, niños y niñas con identidades ausentes, ambiguas o ambivalentes. Aunque los hechos sean diferentes y las razones sean otras, también estos niños y niñas plantean un problema radical al imperativo cumplimiento de esa axiomática predicción sexual que viene a decir: “si tiene vulva será chica”, “si tiene pene será chico”. De hecho, esta es una de las lecciones que pueden extraerse del libro de Aingeru Mayor: la predicción que relaciona genital neonatal con identidad sexual futura es «una buena hipótesis pero un mal axioma». Por lo tanto, conviene no ser rígido y dejar que sean las evidencias quienes confirmen o desmientan la hipótesis inicial.

Para finalizar esta reseña, quiero señalar varias cuestiones. Por un lado quiero señalar que esta obra es un tanto difícil de clasificar. Podría decirse que es un libro de relatos biográficos pero también podría decirse que es un libro de casuística. Se trata de un texto profesional (si se quiere, científico) caracterizado por el rigor pero también se trata de un texto literario hermoso que ofrece emoción a raudales. Desde luego, ofrece una pátina profesional sobre un hecho desgarradoramente humano que, durante siglos, ha permanecido sumergido en las entretelas de lo personal y lo interpersonal: la difícil biografía de quienes no cumplen la axiomática predicción sexual.

Se trata de un libro que puede servir a todo tipo de profesionales (sobre todo, a quienes se dedican a la educación, los servicios sociales o la salud,...) pero perfectamente sirve para todo tipo de familias (no solo para quienes tienen en su seno a estos menores).

Aunque el libro versa, sobre todo, sobre material íntimo, propone interesantes materiales que bien pueden servir para planificar y construir otra nueva polis que es perfectamente posible y está a nuestro alcance. De hecho, como ocurre con todas las grandes obras, aunque habla de lo local y de lo singular ofrece buenos materiales para pensar y repensar sobre lo global y lo universal. Son cuentos pero son cuentos que han sido escritos sin cuentos; son historias pero son historias que conforman la historia: tanto nuestra historia actual como la historia inmediatamente futura que ya estamos cincelando con lo que hacemos y dejamos de hacer.

Visto el resultado, me siento cuadruplemente orgulloso: del autor, de las familias, de la obra y de mi mismo por ser partícipe de todo esto. Me siento optimista e ilusionado de comprobar cómo, con motivo del conocimiento y la comprensión de cómo son y qué les pasa a estos niños y estas niñas, se van abriendo: mentes y normas, caminos y oportunidades. No es mucho pero tampoco es poco.

Joserra Landa

https://www.facebook.com/joserra.landa/posts/3437396412992251


"Tránsitos" de Aingeru Mayor

"Tránsitos. Comprender la transexualidad infantil y juvenil a través de los relatos de madres y padres"
Aingeru Mayor

Ediciones Bellaterra. 2020

Se acaba de publicar, el libro “Transitos. Comprender la transexualidad infantil y juvenil a través de los relatos de madres y padres”.

Este libro recoge 25 historias reales narradas por madres y padres de niñas, niños y jóvenes, cuya identidad sexual no se corresponde con aquella que se les supuso al nacer. Sus relatos nos regalan la posibilidad de conocer lo vivido en sus hogares; de ver a través de sus ojos; de latir con sus corazones…

El autor nos ofrece, además, un análisis de esos relatos y una serie de reflexiones y conclusiones que nos permitan ir construyendo un conocimiento estructurado de la transexualidad infantil y juvenil.

La lectura de este libro resultará de gran interés tanto para madres y padres como para profesionales que quieran acercarse a la comprensión de esta realidad. Asimismo, se trata de una lectura atractiva para quien quiera zambullirse en una colección de relatos llenos de emoción y sentimiento; historias que nos hablan de anhelos y esperanzas, de miedos, negaciones y sufrimiento, de valentía y de fuerza, de muchas lágrimas vertidas, lágrimas de dolor, rabia y tristeza, y también lágrimas de alegría y de esperanza; de una sociedad que se empeña en ahogarnos con sus imposiciones de género; de cuán duro es crecer sin ser visto; de aceptación, de solidaridad, de amor… incluso, de amor incondicional.

Historias que nos hablan, sobre todo, de la lucha de estas chicas y chicos por poder ser quienes verdaderamente son.

2019/07/18

Avances en la comprensión y el acompañamiento de la transexualidad infantil

"Avances en la comprensión y el acompañamiento de la transexualidad infantil"
Aingeru Mayor
Capítulo del libro “Manual integrador hacia la despatologización de las identidades trans”.
Editorial Akadia. Argentina. 2018.

Texto imprescindible que
expone de manera fácilmente comprensible la mayoría del conocimiento y de las reflexiones que el autor ha podido recoger y elaborar en los últimos años sobre la realidad de la transexualidad en la infancia.
Está dirigido tanto a familiares como a profesionales de distintos ámbitos (educación, psicología, pediatría…) que quieran poner un poco de luz para poder acompañar esta realidad.
Descargar (PDF – 936 KB)

"Niñas y niños": Un proyecto de educación sexual básica

En la web "Niñas y niños" se presentan los diferentes elementos de este maravilloso proyecto de educación sexual:
  • El libro "Niñas y niños: cada una, cada uno diferente" (A.Mayor y S.Monteagudo, Ed. Litera, 2016).
    Una celebración de la diversidad. A través de los relatos y de las fotografías llenas de colores de 27 niñas y niños, se muestra que hay mil maneras de ser niña y de ser niño.
  • El proyecto de educación sexual básica "Niñas y niños".
    Oofrece una propuesta integral de Educación Sexual básica. Una red de profesionales de la Sexología expertos en Educación Sexual oferta este Proyecto, garantizando así la calidad de la intervención educativa.
  • La unidad didáctica "Niñas y niños. El valor de la diversidad sexual".
    Diseñada para que el profesorado, aun sin tener conocimientos específicos en la materia, pueda acercar al alumnado conocimientos e ideas básicas que posibiliten comprender los hechos de diversidad sexual.
  • El juego de tarjetas "Niñas y niños"
    Material manipulativo que permite jugar y generar diálogo sobre los hechos de diversidad sexual desde lo concreto, de forma lúdica y con sencillez. Recomendado para su uso tanto en entornos escolares y ludotecas, como en entornos terapeúticos.


2018/05/03

Prólogo del libro "Dale a tu criatura 100 posibilidades en lugar de 2"

He aquí el prólogo escrito por Aingeru Mayor para el libro "Dale a tu criatura 100 posibilidades en lugar de 2" de Kristina Henkel y Marie Tomicic (Suecia) editado en español por la Editorial GatoSueco.

Prólogo

¿Por qué si eres niña has de ser una princesa y si eres niño un campeón?

En nuestra sociedad se espera de las niñas que jueguen con muñecas y cocinitas, que sean atentas y educadas, que no griten mucho, que usen lindos vestidos (¡y que no los ensucien!), que se pongan guapas, que sean rosas... Y de los niños se espera que jueguen a súper-heroes, que les guste el fútbol, que sean valientes, que no lloren “como si fuesen niñas”, que sean azules...

Esas expectativas se convierten en imposiciones, la mayoría de las veces en formas tan sutiles que ni nos damos cuenta, y funcionan como una apisonadora: aplastando las diferencias. Esa maquinaria la alimentamos cada una y cada uno de nosotros, en multitud de pequeños gestos cotidianos. Porque la sociedad no es un ente abstracto: somos todas y todos nosotros.

Esa apisonadora pasa por encima de un hecho universal: como sujetos sexuados que somos, todas y todos tenemos rasgos femeninos y masculinos. Y, no nos confundamos, “femenino” y “masculino” hacen referencia a aquellos rasgos que se dan con más frecuencia en un sexo que en el otro, y no a rasgos propios de un sexo o del otro, puesto que no existen rasgos exclusivos de los hombres, ni de las mujeres: todos los caracteres sexuales, todos, son compartibles y se dan, en diferente medida, tanto en ellas como en ellos.

Muchas niñas llevan el pelo largo, y algunos niños también. A muchos niños les gusta jugar a fútbol, y también hay niñas a las que les encanta, y niños a los que no. Los chicos suelen tener la voz más grave que las chicas, pero hay chicas que la tienen mucho más grave que la mayoría de los chicos. La mayoría de las niñas tienen vulva y la mayoría de los niños tienen pene, si; y también hay niñas con pene y niños con vulva. Y no olvidemos que hay niñas y niños cuyos genitales no se parecen ni a un pene ni a una vulva, o que se parecen a ambos; e incluso quienes no tienen genitales. Y que hay niñas con cromosomas XY y niños con cromosomas XXY. Y también quien no se siente ni niña ni niño. Incluso hay niñas que usan pantalones (hace 100 años no las verías por la calle) y niños a los que les encantan los vestidos y las diademas (y que a día de hoy por la calle apenas verás).

En esta sociedad, a aquello que se da más habitualmente se le dice lo normal. Y ¡cuidado!, porque, como por arte de magia, convertimos lo normal en la norma. Es decir, lo que suele ser en lo que debe ser. Castigando a quienes se salen de la norma, a quienes en algún rasgo no son como la mayoría... haciéndoles sufrir por ello. Y hagámonos cargo que si hablamos de lo normal, entonces damos por bueno que existe lo anormal...

Caminar hacia la igualdad de derechos y de oportunidades sólo tendrá sentido si a la vez ponemos en valor y cultivamos la diversidad. Es importante que no equivoquemos luchar contra las imposiciones de género, con negar la existencia de niñas y niños, con negar la existencia de rasgos que observamos más frecuentemente en uno que en otro sexo... porque justamente esto es la diversidad sexual: la diversidad generada por el sexo, por los sexos.

La diversidad es uno de nuestros valores más valiosos. Ante esa apisonadora que pretende conseguir que los niños sean de una manera y las niñas de otra, que pretende hacerles iguales, a ellas por un lado y a ellos por otro, hagamos espacio al arco iris de la diversidad sexual: que cada niña, que cada niño pueda ser quien es, que pueda ser como es, expresarse como le gusta, desarrollando sus gustos y sus intereses, en masculino y en femenino, extendiendo sus alas en todo su esplendor... Y así poder volar.

Dale a tu peque cientos de opciones, todas las opciones, para que tenga así la opción de ser quien es. La opción de ser.

Aingeru Mayor
(padre de dos niñas, sexólogo y autor del libro “Niñas y niños”)

2016/10/30

2015/05/27

Entrevista en el diario Berria: "A los niños no les enseñamos ni siquiera los nombres de los genitales"

"A los niños no les enseñamos ni siquiera los nombres de los genitales"

Aingeru Mayor. Sexólogo
(Entrevista publicada en euskara en el diario Berria. Traducción: Rakel Martínez)

Mayor denuncia la oscuridad que rodea a conceptos como sexualidad, erótica y placer, ya que ello no trae más que desconocimiento respecto al cuerpo y el placer de uno mismo.

La sexualidad de madres y padres y la sexualidad infantil. De ello habló el sexólogo Aingeru Mayor (Donostia, 1972) en Hondarribia (Gipuzkoa), en el curso que impartió el sábado. Según él, a los niños habría que hablarles sobre sexualidad, como se les habla sobre gastronomía o biología. "A los niños ni siquiera les enseñamos los nombres de los genitales". De todos modos, en lo que respecta a la sexualidad, si bien es bueno que los padres se preocupen por la educación de los niños, anima a que los padres se miren a sí mismos. Porque una buena vivencia del placer y de la erótica les hará más felices y esto será lo que transmitan a sus hijos.

Sexualidad es una palabra que se usa a menudo. ¿La usamos bien? ¿Como la definirías? 
La sexualidad hace referencia a cómo vive cada uno su sexo. Es decir, cómo vive cada uno el hecho de ser hombre o mujer. Sexualidad, para mi, no es sinónimo de reproducción, ni de genitales, ni de follar, como se quiere hacer ver en los medios de comunicación.

2014/06/02

Niñas, niños, simplemente

Fotograma del film "Ma vie en rose"
Hay niños con vulva y niñas con pene. No son la mayoría. Pero eso no significa que no existan.
Los estudios más mencionados hablan de una prevalencia de 1 persona de cada 15.000, si bien estudios más recientes están hablando de 1 de cada 1.500.
Desde el desconocimiento pensamos que un niño es niño porque tiene pene. Y que una niña es niña porque tiene vulva. Pero una cosa es lo que se tiene y otra lo que se es. Que en la mayoría de los casos coincida, no significa que en otros no. Porque uno, o una, tiene lo que tiene, y es lo que es. Que son dos cosas diferentes.
Está claro que si, por ejemplo en un accidente, yo pierdo mi pene y mis testículos, dejaré de tenerlos. Pero no dejaré de ser un hombre. Seguiré sintiéndome y viviéndome como un hombre. Seguiré siendo un hombre, el hombre que yo soy. Porque la razón de mi ser sexuado no está entre mis piernas.
Para saber lo que uno, o una, tiene entre las piernas basta con mirar allí. Para saber si alguien es él o es ella, en cambio, habrá que preguntárselo, porque solamente uno mismo, o una misma, puede saber si es ella o es él.
Ser niño, ser niña, es algo que uno, o una, descubre. No es una decisión, una preferencia o una cuestión de voluntad. Es una convicción: se siente niño, o niña. O quizás lo podemos expresar mejor así: se sabe niño, o niña. Porque eso es lo que es.
Cuando lo que los demás “ven” coincide con lo que el, o ella, es, entonces este proceso de descubrimiento es transparente. Cuando no, puede resultar trágico.
Porque cuando a un niño, o a una niña, se le niega desde el exterior su ser niño o ser niña, él, o ella, tendrá que dedicar una parte enorme de sus esfuerzos a hacer frente a ello, a defenderse, a reafirmarse; en vez de dedicar esos esfuerzos a jugar, a aprender, a ir desarrollando todas sus posibilidades, a desplegar todo su ser.
Cuando a una niña, o a una niño, además se le dice que no es lo que es por lo que tiene entre las piernas, le dificultamos, aún más, la gestión de su propio cuerpo. Y, seguramente, esto le lleve a rechazar y quizás a odiar sus genitales, esa marca que los demás señalan, muestran y usan como bandera y razón para negarle su ser.
Ojalá les escuchásemos, a niñas y niños, cuando nos hablan.
Es duro, muy duro, ver a un niño, ver a una niña, por la mañana, tras despertarse echarse a llorar. Llorar porque sabe que ese día también tendrá que enfrentarse con el hecho de que le digan que es lo que no es, que le digan que no es lo que es, que le digan qué es lo que tiene que ser. Llorar porque sabe que ese día también tendrá que pelearse para que se le reconozca que es quien es. Llorar porque sabe que, no queriéndolo, se tiene que preparar para una guerra. Porque no le van a dejar en paz. No le van a dejar en paz ser lo que es. Un niño. Una niña. Simplemente.
Aingeru Mayor
Fotograma del film "Ma vie en rose"


Un documental muy interesante:

Lecturas para profundizar en todo esto:

Películas que dan también mucho para reflexionar:



Más referencias en la web de
CHRYSALLIS. Asociación Estatal de Familias de Menores Transexuales

2013/02/04

Entrevista en Hirinet Euskaldunon Ataria

Entrevista publicada en
Hirinet Euskaldunon Ataria
al hilo del curso y del taller a realizar en Gasteiz en Febrero de 2013:

"Gurasook askotan umeen sexualitateaz kezkatzen gara, eta agian zentzudunagoa litzateke geureaz arduratzea"

Basotxo elkarteak, Emeki proiektuaren eskutik, proposamen bikoitza dakar otsailean. Batetik, ‘Umeen sexualitatetik geure sexualitatera’ ikastaroa, otsailaren 3an, eta bestetik, ‘Samurtasun Tailerra  Zure sexualitatera hurbilpena’, otsailaren 16an eta 17an.  Gasteiztik oso gertu (Monasterioguren) izango da, euskaraz eta gaian adituak diren Aingeru Mayor eta Olatz Marcos sexologoekin. Bi ekintza hauetan jorratuko diren gaiei hurbilpena egin nahian, Emeki proiektua osatzen duen bikote honekin solas egin du Hirinetek.

Zer aurkituko dute parte-hartzaileek Gasteizera ekarriko dituzuen bi proposamen hauetan?
Ikastaroa proposamen teoriko bat da ulertzen saiatzeko umeen sexualitatearen garapena, elkarrekin hausnartzeko gurasoek umeen sexualitatearen aurrean nola joka dezakegun eta jabetzeko horretan zein garrantzitsua den guk nola bizi dugun gure sexualitatea eta gure erotika. Gurasook askotan umeen sexualitateaz kezkatzen gara, eta agian zentzudunagoa litzateke geure sexualitateaz arduratzea.
Samurtasun-tailerra, berriz, bizipenetan oinarritutako proposamen bat da, hazkunde pertsonalerako, hazkunde erotikorako laborategia. Bertan norberaren sexualitatearen esploraziorako aukera ematen dugu, samurtasunaren bizipenean sakonduz.

2012/06/11

Entrevista en Euskadi Irratia

Nos hicieron una entrevista en euskara en el programa Ilargipean de Euskadi Irratia, en el cual hablamos de nuestra visión y nuestro trabajo en torno a la sexualidad y la ternura.
Podéis escucharnos a partir del minuto 24 del programa.

2012/02/21

De la imposición de la cópula a la exploración de los propios deseos

Este es el audio de la charla titulada "De la imposición de la cópula a la exploración de los propios deseos" que impartió Aingeru Mayor el día 27 de Enero de 2012 en la Sala Ama de Bilbao.

"De la imposición de la cópula a la exploración de los propios deseos"



2011/07/05

De turistas, viajeros y caminantes

Podemos ser turistas que buscan llegar allí donde les han dicho. Y nos dicen que hay destinos de primera, y otros de segunda. El resto no nos interesan.
Turistas que apuntan en sus libretas cada nueva meta conseguida. Y sacan fotos para contarlo. Y sacan sus cuentas, y las cuentan.

Podemos ser viajeros que exploran tierras vírgenes, que no siguen itinerarios marcados, sino que inventan los propios, que se dejan guiar por sus intuiciones. Aunque a veces, en tierras extrañas, es difícil sentirse tranquilo, seguro, para poder ser uno mismo.
Viajeros que gozan al descubrir lo desconocido. Que gozan, quizás, por el hecho de conquistar lo desconocido.

Podemos ser caminantes que caminan, sin prisas, por tierras cercanas, familiares, conocidas ya.
Caminantes que gozan del hecho de caminar, y se sorprenden de los pequeños detalles que encuentran en sus senderos, una flor abriéndose, una mariposa revoloteando, el destello de la luna en un arroyo, un escarabajo rodando una pelotilla de estiércol. Caminantes que inventan caminos nuevos, y se emocionan con los nuevos matices que descubren cada día en esos paisajes conocidos.
Y es que cada día el camino es nuevo.
Y el caminante también.

(Este texto es una reformulación de la metáfora del turista y el viajero propuesta por Marcos Sanz Agüero)

2011/04/29

Efigenio Amezúa y el hecho sexual humano

Queremos compartir esta entrevista al sexólogo Efigenio Amezúa, donde presenta brevemente algunas ideas básicas sobre el hecho sexual humano.




Efigenio Amezúa es director del Instituto de Ciencias Sexológicas (Incisex), investigador, pensador y un gran maestro.

En este enlace podéis encontrar textos suyos, de un gran interés para poder moverse en el mapa del hecho sexual humano.

(Sigue leyendo para ver la 2ª parte del video)

2010/12/09

"Ideas personales sobre la enseñanza y el aprendizaje". Carl Rogers

Queremos compartir en nuestro blog este texto de Carl Rogers, por la influencia que tiene su pensamiento en nuestra forma de trabajar.

"Ideas personales sobre la enseñanza y el aprendizaje"
Carl R. Rogers.
(de "El proceso de Convertirse en Persona", Ed. Paidos, Cap 13, Pags. 241 a 245)

Deseo presentar algunas breves observaciones; espero que si provocan cierta reacción en ustedes, ello me ayude a esclarecer mis propias ideas.
Me resulta muy difícil pensar, sobre todo cuando pienso en mis propias experiencias y trato de captar su significado inherente y más genuino. En un comienzo el pensamiento resulta muy gratificante, porque parece descubrir el sentido y la armonía de una multitud de acontecimientos separados; pero pronto se vuelve desalentador, porque advierto que esos pensamientos, tan valiosos para mi, pueden parecer ridículos a la mayoría de las personas. Mi impresión es que cuando trato de encontrar el sentido de mi propia experiencia, esta casi siempre me conduce en direcciones que otros consideran absurdas.
Por consiguiente, en los próximos minutos tratare de resumir el significado que ha tenido para mí mi experiencia en el aula y en la terapia individual y grupal. Mis palabras no pretenden ser conclusiones para otros, ni deseo proponerlas como guía. Son solo los significados provisionales de mi experiencia hasta abril de 1952 y algunas de las difíciles cuestiones que plantea su carácter absurdo. Presentare cada idea o significado en un párrafo individual, no porque requieran un orden lógico particular, sino porque cada una tiene para mi su propia importancia.

2010/12/05

"La sexualidad: una alternativa". Carlos Menéndez

Transcripción de la charla del 14 de Enero de 2000 en “La Bolsa” (Bilbao)

Cuando analizábamos en la primera parte del ciclo “La mujer una alternativa” los potenciales femeninos, citábamos como una de las grandes capacidades a tener en cuenta, el potencial intelectual que la mujer tiene. Quedaba claro que era un potencial que hasta ahora no se había valorado. Pero si analizamos con detenimiento este potencial, nos encontramos con que esto, puede llegar a ser un impedimento para que la mujer entre en la ternura. No por que no sea inteligente, sino porque la inteligencia que la mujer esta utilizando es una copia de la masculina. No es la esencia de la femenina, y esto es algo que se debe recuperar. De todas formas no podemos entender ese código intelectual aislándolo de la sociedad en la que estamos. Una sociedad patriarcalista, que dirían algunos, o machista pura que dirían otros. Nosotros diríamos mucho más; una sociedad potenciada por el macho que es el débil, para someter a un grupo mayoritario como es el femenino. Algo que desde el punto de vista social, si tiene su importancia, porque pretender, como hemos pretendido, tener al margen a la mujer durante tantos periodos de la historia, nos ha traído cómo consecuencia la sociedad en que hoy estamos viviendo.

2010/02/28

"Sexualidad y ternura". Carlos Menéndez

En diciembre de 1990, Carlos Menéndez dió una charla, muy especial para él, a padres y educadores de personas con discapacidad intelectual, en la que se recogía gran parte de su discurso.

La transcripción de aquella charla apareció publicada en el Boletín de Información Sustraia nº 5 de Abril de 2002, y aquí la reproducimos por su gran interes.

2010/02/16

Actitudes que posibilitan un mejor desarrollo de la sexualidad de nuestras hijas e hijos

Fragmento de la charla “Crianza y sexualidad”
  • ¿Qué es la sexualidad?
  • Algunas premisas
  • Actitudes que posibilitan un mejor desarrollo de la sexualidad de nuestras hijas e hijos

2010/01/13

Taller de ternura. Acercamiento a tu sexualidad

El Taller de Ternura es una invitación a descubrir que somos seres sexuados, que la sexualidad es un potencial, un valor, que es la llave para nuestro bienestar; que somos seres ofertantes y que al encuentro con el otro se llega a través de la ternura.

En el taller creamos un espacio de confianza y seguridad, un espacio sin juicios, donde cada persona, a su ritmo y según su biografía, puede realizar su propia investigación en torno a tres ejes: cuerpo, placer y comunicación.

Para ello proponemos diferentes juegos y dinámicas. El movimiento, la relajación y el automasaje nos posibilitan sentir y tomar conciencia del cuerpo. En los juegos de encuentro exploramos la comunicación con el otro: pedir y dar, ofertar y recibir... Planteando el aprendizaje siempre desde el positivo.

Un tiempo y un espacio para tí.

La sexualidad es la capacidad de ser placentero, siendo un medio de comunicación cuya máxima expresión es la ternura; y entendemos ternura como la capacidad de ser importante para tí porque tú eres importante para mí.” 
Carlos Menéndez